• Carolina Bianco

Cuentas claras

Actualizado: 20 de ago de 2019

Esta semana recibí una pregunta sobre la clínica con niñxs con la que me sentí muy identificada:

El otro día en una primera entrevista un nene me preguntó de qué materia era maestra particular yo. Le expliqué que no era maestra, que era psicóloga. ¿Cómo manejamos estos malos entendidos?

¿Alguna vez se encontraron en una situación similar? Pacientes que nos llaman maestra, que nos cuentan que sus familias les dijeron que iban a venir a la doctora o que no tienen ni idea de quienes somos. En mi experiencia muchas veces me he encontrado con niñxs que no saben que están viniendo a ver a una psicóloga, no entienden quién soy ni por qué están en mi consultorio. 

¿Cómo manejamos esto? ¿Es necesario aclarar nuestro rol? ¿Lo hablamos con las familias, con nuestrx paciente o con ambas partes? 


Para empezar a responder algunas de estas preguntas voy a decir que sí me parece necesario aclarar cuál es nuestro rol. Poder trabajar sobre quiénes somos, qué es lo que hacemos y qué se puede esperar de este espacio singular que es un psicoanálisis hace al establecimiento del encuadre y de la transferencia. Y, aunque se trate de una parte esencial del análisis, a veces es muy fácil pasar por alto este momento introductorio. Por sobre esta dificultad, el análisis con niñxs presenta otras particularidades: el establecimiento del encuadre se desdobla entre el trabajo con paciente y familia y tenemos que poder adaptarnos para comunicarle estas cuestiones a unx niñx y que nos comprenda.

Entonces ¿cómo hacemos para tratar estos temas? Estos son algunos de los puntos que me parece importante abordar en las primeras sesiones: 


  • Qué se puede esperar del análisis: Me llevó bastante tiempo entender que quienes llegan al consultorio (sean pacientes directamente o familias que vienen a consultar por su hijx) no tienen porqué saber qué es un/a psicoanalista o qué diferencias hay entre nuestra orientación y otras terapéuticas. Habrá quienes simplemente estén buscando ayuda y por distintos caminos lleguen a vernos. Creo que es esencial iniciar el vínculo terapéutico estableciendo claramente qué es lo que ofrecemos, cómo es un tratamiento psicoanalítico y qué se puede esperar de eso. En el caso del psicoanálisis con niñxs conversaremos sobre esto con las familias que consultan. Dice Dolto que las personas creen que un/a psicoanalista va a actuar con sus palabras como con un remedio, mediante una especie de sugestión, para llevar al sujeto a que se comporte "bien". (Prefacio a La primera entrevista con el psicoanalista) Parte de nuestro trabajo con las familias será desarmar este mito y establecer claramente que un psicoanálisis implica un gran trabajo y compromiso de su parte (además de ir trabajando a lo largo de las entrevistas sobre sus expectativas y lo que el psicoanálisis podrá y no podrá hacer).


  • Anticipación: En una primera instancia tendremos una entrevista con quien haya consultado, generalmente madres y padres. Además de conversar sobre los temas que ya mencionamos esta es una buena oportunidad para preguntar si le contaron a su hijx sobre el inicio del tratamiento y establecer la importancia de que puedan ponerle al tanto de por qué motivo están decidiendo consultar, que nos presenten y le comenten qué es lo que hacemos. Saber a dónde están yendo, quién es la persona con la que se van a encontrar y por qué hace que la situación sea menos angustiante para lxs niñxs. Obviamente para nosotrxs el comportamiento de las familias en los inicios será información que nos servirá para comprender la dinámica y el lugar que ocupa el sujeto. Cuando observamos que las familias llevan y traen a lxs niñxs sin informarles nada ya podemos empezar a darnos una idea del lugar que se les otorga. 

  • Contar quiénes somos: Decíamos que muchxs pacientes no saben quiénes somos. Por más que pidamos a las familias que informen a sus hijxs con sinceridad, a veces esto no ocurre. En los peores casos hasta llegan con ideas erróneas porque alguien les ha dicho que van a ir a ver a “un doctor”, a alguien con quien van a jugar y toda otra serie de cuestiones que nada tienen que ver con nuestro rol. Es importante preguntarles qué saben para poder aclarar las ideas equivocadas y también contarles qué es lo que hacemos; obviamente todo esto lo haremos adaptándonos a cada caso, no nos presentamos del mismo modo con alguien de 4 años que con alguien de 9. Y también será parte del estilo personal cómo cada quien se presenta. Yo generalmente digo soy psicóloga, pregunto qué saben de lxs psicólogxs y a partir de lo que comenten amplío o corrijo. La idea final a la que llegamos suele ser algo así: Cuando a una persona le está pasando algo vinculado a las emociones: como la tristeza, el enojo, el miedo, que no las hace sentir bien, los psicólogxs la acompañamos para que pueda sentirse mejor. Y después de eso pregunto si les está pasando algo como eso que no les haga sentir bien o les preocupe, si no saben por qué vienen digo que su familia está preocupada por x motivo. Y así también ya empezamos a establecer el motivo de consulta. 

  • Establecer el secreto profesional: Para unx niñx que no nos conoce somos solamente una persona adulta más y, como tal, es probable que caigamos en la serie de esas personas que le piden que se porte bien, que se molestan con su síntoma, etc. Además, fue su familia la que le trajo a vernos. Es entendible que lxs niñxs no confíen en nosotrxs en un primer momento y crean que vamos a revelarle a sus familias o docentes lo que ocurra en el consultorio. Es importante que establezcamos que el consultorio es un espacio en el que pueden decir lo que quieran y que nosotrxs no lo contaremos.

Obviamente estos no son los únicos puntos a tener en cuenta y hay distintas formas de trabajar estos temas. ¿Ustedes cómo manejan estas dificultades propias del inicio del tratamiento? ¿Qué hicieron cuando se encontraron con situaciones como la planteada en la pregunta de hoy? 

0 vistas
CONTACTO

lapsuspsicoanalisis@gmail.com

Buenos Aires, Argentina

© 2019 - Lapsus Psicoanálisis

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now